Sopa de ajo

2013-12-07-sopaajo_27

¡Una de mis sopas favoritas!! No hay nada como una buena sopa de ajo para calentar el estómago en invierno.

En ocasiones, en algunos bares me han servido esta sopa como tapa, y ¡me han dado una alegría! Sobre todo cuando llegas con frío.

Receta de origen humilde y presente en toda la geografía española, la sopa de ajo, es una receta rápida de elaborar y un clásico en las cenas de invierno.
También es buen recurso para reciclar esos trocitos de pan duro que se nos acumulan de varios días y que da pena tirar.

Esta sopa admite mil versiones y añadidos. A continuación pondré la versión de mi abuela y la de mi madre (más “light”). Los ingredientes, salvo los huevos,  no varían:

2013-12-07-sopaajo_12

Ingredientes (para 4 personas):
– 1/2 cabeza de ajo.
– 1/2 barra de pan (mejor si es pan de pueblo o pan duro).
– 2 huevos.
– 1 cucharada de pimentón dulce.
– Aceite de oliva.
– Sal.
– Agua.

Preparación:
Versión de abuela:
Ponemos 2 litros de agua a hervir en una cazuela.
Mientras, cortamos el ajo muy fino y lo sofreímos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva.
Cuando el ajo empieza a coger color, le añadimos poco a poco el pan previamente cortado (en rebanadas y luego éstas a la mitad o en cuartos, depende ya de nuestro gusto personal). Rehogamos el pan, con el ajo y añadimos el pimentón en el último momento para que no se queme.
Cuando el agua empiece a hervir, añadiremos el pan, el ajo, el pimentón y sal a nuestro gusto.
Lo dejaremos hervir unos 10 minutos y listo.
Versión de madre:
Ponemos 2 litros de agua a hervir en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva.
Picamos el ajo en el mortero y, cuando el agua empiece a hervir, lo añadimos a la cazuela.
Añadiremos también el pimentón, la sal y el pan cortado en trozos del tamaño que más nos agrade (grandes si nos gusta encontrar trozos en la sopa o pequeños si preferimos una textura más homogénea).
Dejaremos hervir la sopa unos 10 minutos y, antes de retirarla del fuego, añadiremos los dos huevos a la vez que removemos para que se mezclen bien con el resto de ingredientes.
Como dije antes, la sopa de ajo es una receta humilde y tiene multitud de variantes (añadiendo pescado, chorizo…) que, en su origen dependían de la economía familiar del momento y ahora del gusto personal.
¿Os gusta la sopa de ajo? ¿Qué toque personal le añadís?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s